Retardos y faltas en la Ley Federal del Trabajo: 3 retardos se consideran una falta

¿Eres de los que siempre llega tarde al trabajo? ¿O quizás eres de los que acumula faltas injustificadas? Si es así, debes tener cuidado, ya que la Ley Federal del Trabajo contempla sanciones para aquellos trabajadores que incurren en retardo o falta sin motivo justificado.

«La puntualidad es la cortesía de los reyes». – Louis XVIII

De acuerdo con el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo, el patrón tiene la facultad de rescindir el contrato de un trabajador cuando este acumula tres faltas sin permiso o causa justificada en un periodo de 30 días. Es importante destacar que estas faltas deben ser notables y sin motivos válidos.

En cuanto a los retardos, se consideran cuando el registro de asistencia del trabajador es hasta 10 minutos después de la tolerancia autorizada por el empleador. Cualquier registro posterior a este plazo se considera como falta. Sin embargo, es importante mencionar que los trabajadores con un horario laboral diario de seis horas o menos no tienen derecho a registrar retardo, por lo que cualquier registro después de su tolerancia se considera como falta.

Para aquellos empleados con una jornada laboral de ocho horas, la tolerancia será establecida por la empresa que realice el contrato. Esto significa que cada empleador puede fijar su propia tolerancia para los retardos, y cualquier registro posterior a este tiempo será considerado como falta.

Por supuesto, existen situaciones en las que los empleados pueden justificar sus faltas o retardos. Según el artículo 59 de la Ley Federal del Trabajo, los trabajadores pueden presentar la documentación requerida por el empleador para justificar sus faltas. Además, las faltas también pueden ser justificadas por el titular de la unidad administrativa hasta cinco días hábiles después de la falta.

¿Cuál es la consecuencia de acumular faltas o retardos?

Como mencionamos anteriormente, el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo establece que el patrón tiene el derecho de rescindir el contrato sin incurrir en responsabilidad cuando un trabajador acumula tres faltas injustificadas en un periodo de 30 días. Esto significa que si no tienes una causa justificada para tus faltas y acumulas tres en un mes, tu empleador puede tomar la decisión de terminar tu contrato laboral.

En el caso de los retardos constantes, el empleador puede tomar medidas disciplinarias que van desde amonestaciones verbales o escritas hasta la rescisión del contrato. Por lo tanto, es importante tomar en cuenta la importancia de la puntualidad y evitar acumular faltas o retardos sin motivo válido.

¿Qué opciones tienen los empleados para justificar sus faltas o retardos?

Cuando se trata de justificar faltas o retardos en el trabajo, los empleados tienen la opción de presentar la documentación requerida por el empleador. Es importante señalar que la Ley Federal del Trabajo no especifica qué tipo de documentos son aceptados para justificar estas situaciones, por lo que dependerá de las políticas internas de cada empresa.

Algunos ejemplos de documentación que pueden ser requeridos son: certificados médicos, comprobantes de citas o trámites legales, justificantes de transporte público o cualquier otro documento que demuestre una causa válida para la ausencia o el retraso.

Recomendaciones para evitar faltas o retardos en el trabajo

– Planificar el tiempo de desplazamiento al trabajo teniendo en cuenta posibles situaciones de tráfico u otros contratiempos.
– Establecer una rutina matutina que permita llegar puntual al trabajo.
– Comunicar anticipadamente cualquier imprevisto que pueda afectar la asistencia o puntualidad laboral.
– Utilizar herramientas tecnológicas que ayuden a gestionar mejor el tiempo y las tareas.
– Mantener una comunicación abierta y honesta con el empleador para resolver cualquier conflicto o situación imprevista de manera efectiva.

La puntualidad y la asistencia son aspectos fundamentales en el ámbito laboral, y la Ley Federal del Trabajo establece sanciones para aquellos trabajadores que acumulan faltas o retardos sin motivo justificado. Es importante tener en cuenta las tolerancias establecidas por cada empleador y justificar cualquier ausencia o retraso con la documentación requerida. Para evitar problemas, es recomendable planificar el tiempo de desplazamiento, establecer rutinas matutinas y comunicarse de manera efectiva con el empleador.

Preguntas frecuentes

  1. ¿Cuántas faltas se pueden acumular sin justificación?

    Según la Ley Federal del Trabajo, el patrón puede rescindir el contrato sin incurrir en responsabilidad cuando un trabajador acumula tres faltas injustificadas en un periodo de 30 días.

  2. ¿Cuáles son las consecuencias de los retardos constantes?

    El empleador puede tomar medidas disciplinarias que van desde amonestaciones hasta la rescisión del contrato en caso de retardos constantes.

  3. ¿Qué documentos son aceptados para justificar faltas o retardos?

    La Ley Federal del Trabajo no especifica qué tipo de documentos son aceptados, por lo que dependerá de las políticas internas de cada empresa. Algunos ejemplos pueden ser: certificados médicos, comprobantes de citas o trámites legales, justificantes de transporte público, entre otros.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies